LA EXPOSICIÓN A LOS RAYOS CÓMICOS EN UN LARGO VIAJE A MARTE GENERA DETERIOROS COGNITIVOS, TALES COMO LA DEMENCIA

rata locaUn nuevo estudio muestra cómo la exposición a las partículas cargadas de alta energía – al igual que las que se encuentran en los rayos cósmicos galácticos que bombardean a los astronautas durante los vuelos espaciales prolongados – como sucedería actualmente en un viaje a Marte – pueden causar daños importantes en el sistema nervioso central. La imagen superior, es cortesía de la Universidad de California – Laboratorio Irvine
La agencia espacial lanzará este jueves una cápsula Orion, con lo que comprobarán si podría transportar cuatro tripulantes en la misión humana al planeta rojo. El objetivo de la NASA es prepararse para enviar un viaje tripulado a Marte para el 2030, garantizando la seguridad de los astronautas durante el viaje, en su estancia en Marte y también en su regreso ‘a casa’, han afirmado. Pero, con la tecnología actual, la NASA es consciente de que un viaje de ida y vuelta a Marte, tomaría de uno a tres años, salvo que antes de concretar el viaje, se obtenga un sistema de propulsión que reduzca considerablemente el tiempo de la travesía, como el que un grupo de investigadores de la Universidad de Washington, que junto con una compañía llamada MSNW, han publicado en un trabajo, que describe un tipo de propulsión por fusión, que según afirman, permitiría a naves espaciales hacer un viaje redondo a Marte con una duración de entre 30 a 90 días.-
Las partículas irradiadas que componen estos rayos cósmicos galácticos son principalmente restos de supernovas de eventos pasados.-
Uno de los grandes problemas que se genera en un viaje prolongado, es el que Charles Limoli profesor de oncología de radiación en la Escuela de Medicina de la UCI y sus colegas encontraron, de que la exposición a las partículas cargadas de alta energía – al igual que las que se encuentran en los rayos cósmicos galácticos que bombardean los astronautas durante los vuelos espaciales prolongados – causan daños importantes en el sistema nervioso central, dando lugar a alteraciones cognitivas. El estudio aparece en la edición de mayo 1 de Ciencia Avanza.-
“Esto no es una noticia positiva para los astronautas desplegados en una de dos a tres años de ida y vuelta a Marte”, dijo Limoli. “Disminuciones de rendimiento, los déficits de memoria y pérdida de la conciencia y el enfoque durante los vuelos espaciales pueden afectar a las actividades de la crítica misión y la exposición a estas partículas a largo plazo, pueden tener consecuencias adversas a la cognición durante toda la vida.”
Para el estudio, roedores fueron sometidos a irradiación de partículas cargadas (oxígeno totalmente ionizado y titanio) en el Laboratorio de Radiación Espacial de la NASA en el Laboratorio Nacional de Brookhaven, antes de ser enviado de vuelta al laboratorio Irvine de Limoli.-
Los investigadores encontraron que la exposición a estas partículas tuvo como consecuencia la inflamación del cerebro, lo que interrumpe la transmisión de señales entre neuronas. La imagen reveló cómo se veía afectada la red de comunicación del cerebro a través de reducciones en la estructura de las células nerviosas llamadas dendritas y espinas. Alteraciones sinápticas adicionales en combinación con los cambios estructurales interferidos con la capacidad de las células nerviosas para transmitir eficientemente señales electroquímicas. Además, estas diferencias eran paralelas a la disminución de rendimiento en las tareas de comportamiento diseñados para probar el aprendizaje y la memoria.-
El resultado de las pruebas mostró que los ratones que habían sido expuestos a la radiación adolecían de curiosidad, eran menos activos y se mostraban confundidos con mayor facilidad que los otros. Los autores del estudio advierten de que si los cambios observados en los ratones se producen en los astronautas “su respuesta ante situaciones inesperadas, su capacidad para el razonamiento espacial y para recordar la información puede verse afectada”. Aunque los déficit cognitivos tardarían meses en manifestarse en los astronautas, Limoli dijo que el tiempo necesario para realizar una misión en Marte es suficiente para que este tipo de problemas se desarrollen.
Sin embargo, el personal que trabaja durante largos periodos de tiempo en la Estación Espacial Internacional no sufre ese mismo nivel de “bombardeo” de rayos cósmicos galácticos, pues está ubicada dentro de la magnetosfera de la Tierra, lo que la protege. El trabajo de Limoli se enmarca en el Programa de Investigación Humana de la NASA. Investigar cómo la radiación afecta a los astronautas y tratar de descubrir métodos que mitiguen esos efectos es crucial para extender la exploración humana del espacio.

El trabajo de Limoli es parte del Programa de Investigación en Seres Humanos de la NASA. Investigar cómo la radiación espacial afecta a los astronautas y aprender formas de mitigar esos efectos son fundamentales para una mayor exploración humana del espacio, y la NASA necesita considerar estos riesgos, ya que los planes para misiones a Marte y más allá.
Como solución parcial, dijo Limoli, la nave espacial podría ser diseñada para incluir áreas de aumento de blindaje, tales como los utilizados para el descanso y el sueño. No obstante, estas partículas altamente energéticas atravesarán la nave”, señaló, “y realmente no hay escape de ellos.”
Los tratamientos preventivos ofrecen algo de esperanza. “Estamos trabajando en estrategias farmacológicas que implican compuestos que eliminan los radicales libres y protegen la neurotransmisión,” dijo Limoli. “Pero éstas aún no se han optimizado y están en desarrollo.” Fuente: Universidad de California – Irvine
Cabe pensar, que la única solución valedera, para mitigar el mal al que se expondrán los astronautas que viajen al Planeta Rojo, será reducir el tiempo de exposición a los nocivos rayos cósmicos galácticos y ello solo será posible si se logra obtener una tecnología de propulsión, que reduzca considerablemente el tiempo del viaje a Marte.-
Como dijimos al comienzo, a ello están abocados en estos momentos, un grupo de investigadores de la Universidad de Washington, que junto con una compañía llamada MSNW, han publicado un trabajo que describe un tipo de propulsión por fusión que, según afirman, permitiría a las naves espaciales hacer un viaje redondo a Marte con una duración de entre 30 a 90 días.-
Dicho proyecto está siendo financiado por el Programa de Conceptos Innovadores Avanzados de la NASA (NIAC). El sistema se describe como una “manipulación de fusión nuclear especial”. Los investigadores del proyecto no ofrecen muchos detalles específicos sobre su sistema de propulsión, pero han dicho que se trata de “un tipo de plasma que está encerrado en su propio campo magnético.” Ese campo magnético se puede comprimir para producir fusión nuclear”, afirman.-

Un comentario sobre “LA EXPOSICIÓN A LOS RAYOS CÓMICOS EN UN LARGO VIAJE A MARTE GENERA DETERIOROS COGNITIVOS, TALES COMO LA DEMENCIA

  1. La radioterapia craneal profiláctica es una intervención que reduce la incidencia de metástasis cerebrales y prolonga la sobrevida. Estas aseveraciones fueron confirmadas en diversos ensayos clínicos aleatorizados y meta-análisis de importante envergadura. Sin embargo, la radioterapia craneal profiláctica no es un procedimiento benigno o light. Se ha comunicado la aparición de anomalías en las imágenes cerebrales (típicamente, atrofia cerebral) y trastornos neurocognitivos (en un espectro que va desde alteraciones de la memoria a demencia franca).
    Por ende si la radioterapia puede provocar demencia, la radiación cósmica también.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*