SEMILLAS INTERESTELARES ¿CREARAN OASIS DE VIDA?

 

vida en la via actea

Por el momento, sólo tenemos un ejemplo de un planeta con vida: la Tierra. Pero podría ser que generaciones venideraas detecten señales de vida en planetas que orbitan alrededor de estrellas distantes. Si encontramos vida extraterrestre, surgirán nuevas preguntas. Por ejemplo ¿la vida surge de manera espontánea? ¿O pudo haberse diseminado desde otro lugar? Si la vida cruzó el abismo del espacio interestelar hace mucho tiempo, ¿Cómo pudo suceder? En la concepción de la Vía Láctea, que el artista teórico, plasmó en la imagen superior, las zonas verde translúcidas marcan las “burbujas”  donde la vida se pudo haber extendido más allá de su sistema casero para crear oasis cósmicos, en un proceso llamado panspermia. Una nueva investigación sugiere que podríamos detectar el patrón de la panspermia, si es que se produce. Crédito: NASA / JPL / R. Daño

Una nueva investigación de astrofísicos de Harvard muestra que si la vida puede viajar entre las estrellas (un proceso llamado panspermia), la misma se extendería según un patrón característico que potencialmente podríamos identificar.-

“En nuestra de teoría, los cúmulos de vida, se forman, crecen, y se superponen como burbujas en una olla de agua hirviendo”, dice el autor principal Henry Lin, del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica (CfA).-

Hay dos formas básicas para que la vida pueda difundirse más allá de su estrella anfitriona. La primera sería a través de procesos naturales como el efecto catapulta gravitacional de asteroides o cometas. La segunda sería que la vida inteligente viaje deliberadamente hacia el exterior. El documento no se ocupa de cómo se produce la panspermia. Simplemente pregunta: si es que ocurre ¿podríamos detectarlo? En principio, la respuesta es sí.-

El modelo asume que las semillas de la vida de un planeta se propagan en todas direcciones. Si una semilla llega a un planeta habitable que orbite una estrella vecina, puede echar raíces. Con el tiempo, el resultado de este proceso sería una serie de oasis, que soportan vida salpicando el paisaje galáctico.-

“La vida podría propagarse de estrella anfitriona en estrella anfitriona en un patrón similar al brote de una epidemia. En cierto sentido, la Vía Láctea podría infectarse con bolsitas de la vida”, explica CfA coautor Avi Loeb.-

Si llegamos a detectar signos de vida en las atmósferas de mundos alienígenas, el siguiente paso será buscar un patrón. Por ejemplo, en un caso ideal, donde la Tierra está en el borde de una “burbuja” de vida, todos los mundos cercanos que encontremos, que alojen vida, estarán en la mitad del cielo, mientras que la otra mitad será estéril.-

Lin y Loeb advierten que un modelo sólo será perceptible si la vida se extiende algo rápidamente. desde estrellas de la Vía Láctea que se mueven a la deriva con respecto a otra, de tal modo que estrellas que eran vecinas, en unos pocos millones de años ya no sean vecinas. En otras palabras, la deriva estelar desdibujaría las burbujas. Fuente: El artículo precedente  se reproduce a partir de materiales proporcionados por Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*